Nace la Red Gallega de Preparación para la Reutilización

publicado en: medioambiente | 0

El objetivo de esta iniciativa es impulsar un nuevo modelo de economía circular en Galicia en el que se priorice la prevención de residuos.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, acaba de lanzar oficialmente la nueva Red Gallega de Preparación para la Reutilización y Reparación (PxR), concebida como un espacio transversal de intercambio de conocimientos y experiencias en esta materia y que nace también para impulsar proyectos colaborativos dirigidos a la preparación para la reutilización, con el reto de contribuir a la transición hacia un modelo de economía circular en la comunidad que supere el actual sistema de consumo lineal.

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, María Cruz Ferreira, fue la encargada de abrir ayer en Santiago la primera reunión de la nueva Red Gallega PxR, que congregó a un centenar de personas entre representantes de ayuntamientos, miembros del ámbito universitario y empresarial (como gestores de residuos y consultoras) y asociaciones de carácter ambiental y social, entre otros. De hecho, como explicó Ferreira Costa, el objetivo principal de esta red es sumar apoyos y colaboraciones desde todos los ámbitos posibles: empresarial, educativo y, por supuesto, también institucional.

Acciones para fomentar buenas prácticas

A lo largo de 2019, según detalló la directora general, la Consellería de Medio Ambiente desarrolló diversas actuaciones basadas en el fomento de las buenas prácticas en este ámbito. Entre ellas, la creación de una base de datos de experiencias y proyectos de preparación para la reutilización y reparación, así como de los agentes (públicos y privados) que ya están vinculados a este tipo de acciones en Galicia (unas 600 entidades).

Más recientemente, el pasado mes de octubre, se puso en marcha una prueba piloto en Valga (Pontevedra), con la apertura dentro del Centro Ocupacional de Discapacitados (CODI) de un espacio municipal de reparación e intercambio de menaje, objetos y otros materiales, con la habilitación también de talleres formativos y de sensibilización para la ciudadanía.

Asimismo, a lo largo del año también se habilitó un espacio transversal de debate y colaboración para facilitar el intercambio de conocimiento en preparación para la reutilización y reparación, a través del fomento del trabajo en red de distintos grupos de interés. Este esfuerzo se plasmó en noviembre en la puesta en funcionamiento de la web mellorrepararquetirar, con la que se busca dotar de un entorno virtual que dé soporte al conjunto del proyecto y a todos sus miembros, y el diseño de un logotipo identificador de la Red Gallega PxR.

“Con iniciativas como esta Red Gallega PxR pretendemos entre todos instalar a Galicia en una senda sostenible y con un modelo de economía circular donde los residuos se conviertan en recursos, cerrando los ciclos de todos los materiales que empleamos a diario”, indicó Ferreira Costa, quien añadió que “esta transición” solo se puede hacer “trabajando mano a mano, las administraciones, las empresas y toda la ciudadanía”.

Colaboración con los ayuntamientos

Este proyecto se enmarca dentro del Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Galicia (PXRUG) 2010-2022, que desarrolla todo un programa de acciones con la finalidad de mejorar la gestión de los residuos domésticos y avanzar hacia el modelo de economía circular. Entre los ejes de actuación de este programa, las iniciativas encaminadas hacia la prevención en la generación de residuos tienen un carácter preferente.

Así, Ferreira Costa repaso algunas de las iniciativas más destacables de su departamento para ayudar y apoyar a los ayuntamientos a la hora de gestionar su basura. En materia de biorresiduos, en los últimos meses se impulsaron cuatro proyectos demostrativos para la gestión diferenciada de la materia orgánica en otros tantos ayuntamientos con distinta tipología territorial: As Nogais (Lugo), donde se desarrolla una iniciativa de compostaje doméstico; Mondoñedo (Lugo), que cuenta desde hace un mes con un área de compostaje comunitario en el núcleo urbano; Santa Comba (A Coruña), que va a impulsar la recogida de la fracción orgánica a través del llamado quinto contenedor; y Arteixo (A Coruña), donde el proyecto va dirigido a los grandes productores de biorresiduos.

Además de estas cuatro iniciativas a nivel municipal, este curso también se está desarrollando un proyecto pionero de compostaje escolar en 30 centros educativos gallegos con el fin de enseñar a convertir en compost los biorresiduos que se generan en sus propios comedores.

En el apartado de subvenciones dirigidas a las entidades locales, el pasado verano se resolvió la convocatoria de ayudas para la mejora de la gestión de los residuos municipales, resultando seleccionados seis proyectos de nueva implantación de la recogida separada de la fracción orgánica y otras 24 solicitudes para la implantación de puntos limpios móviles en otras tantas entidades municipales. En la misma línea, también se repartieron en los dos últimos años 4.670 contenedores marrones gracias a los cuales 44 ayuntamientos y una mancomunidad podrán poner en marcha ya la recogida separada de sus biorresiduos.

A todas estas medidas, añadió la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, hace falta añadir la nueva Ley de Residuos, a punto de iniciar su tramitación parlamentaria y que incidirá en la prevención y reutilización de los residuos fijando objetivos más ambiciosos incluso que los que establece el propio marco normativo estatal, y la Estrategia Gallega de Economía Circular, una hoja de ruta a 10 años vista con el reto de impulsar la transición de la comunidad del actual modelo productivo lineal hacia otro circular, más racional y eficiente.

Deberes impuestos por la UE

Hace falta recordar que con este conjunto de acciones, al que se suma oficialmente la nueva Red Gallega PxR, el departamento autonómico busca dotar a las entidades locales gallegas de herramientas que les permitan avanzar en el cumplimiento de los objetivos de preparación para la reutilización y reciclaje establecidos en la reciente modificación de la Directiva comunitaria de Residuos.

De acuerdo con esta modificación, el próximo año el 50% de los residuos generados en el ámbito doméstico y comercial deberán estar preparados para reciclar. Además, en esta modificación se obliga también a los Estados miembros a implantar la recogida separada de la fracción orgánica de los residuos –una competencia municipal- antes de 31 de diciembre del año 2023.

Fuente: RESIDUOS PROFESIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 1 =